lunes, 18 de agosto de 2008

V de vivir



¿Porqué la vida tiene tantas cosas que mostrarte en tan poco tiempo? ¿Porqué por más que pienses que tienes el mañana, éste pasa como si nunca hubiera llegado? ¿Porqué en cuanto menos lo pienses la vida te llena preguntas sin posibles respuestas? ¿Porqué cuando crees que tenías las respuestas, te cambian las preguntas? ¿Porqué me hago tantos cuestionamientos ahora que veo algunas cosas más claras? ¿Porqué me quiero complicar la vida, acaso nunca es suficiente?

Un día de aquellos, mi soledad y yo caminábamos por las calles oscuras y solitarias de esta ciudad, tratando de encontrarle algunas respuestas a mis preguntas diarias e insaciables, cuando derrepente la sombra algo deformada e iluminada se reflejo en lo que era una fría acera. Al inicio esta sombra no pareció tener importancia para mi, era una más de aquellas que miro pero no observo, sin embargo algo paso entre aquello medianamente inerte y yo. La sombra se detuvo como queriéndome decir acá estoy, solo igual que tu, deforme igual que tu y oscuro pero con mucha luz que dar, como tu. Yo al inicio no escuchaba más allá de susurros sin sentido, pero algo paso, algo que aún no se como explicar, algo que no se si debe explicar, algo que me da vueltas la cabeza sin encontrarle un origen fijo, algo que pensé no volvería hacer. Esta parte es sólo el inicio de algo que no se donde llegará, algo que no se si tenga una brújula incorporada, sin embargo creo que merece la pena ver más seguido aquello que considero oscuro y deforme, aunque realmente puede ser más iluminado y bello de lo que parece.

1 comentario:

Jobsky dijo...

Could you explain?
que pasho? cuentame? ... mandame un correín ... no seas